lunes, febrero 22, 2016

Lituania y Letonia: Día 5 - Últimas horas en Riga y vuelta a Vilna

Después de pasar los dos últimos días en Riga, volvíamos a Lituania, a su capital Vilna, para pasar el último día del viaje y al día siguiente coger el vuelo de vuelta a España. Pero antes de coger el autobús Riga-Vilna, aún nos quedaba unas horas por la ciudad letona para ver algunas cosas interesantes.

Como hablamos en el primer artículo de Riga, su mercado central es el más grande de Europa y es uno de los puntos más interesantes para visitar en la ciudad. Pero más curioso aún, es el mercadillo de Latgalite, también conocido como “el mercado negro de Riga”. Está situado en las calles cercanas al mercado central.

Mercado central de Riga (visto desde la estación de autobuses)

El autobús para Vilna, nuevamente con la compañía Lux Express, salía a las 14:45, por lo que teníamos toda la mañana para visitar esta zona de la ciudad, que además estaba al lado de la estación de autobuses.

Lo primero que fuimos a ver es el mercado central de Riga. Este edificio, junto a la ciudad vieja de Riga, es Patrimonio de la Humanidad. Aquí podemos encontrar muchísimos puestos de productos perecederos. Todo tipo de pescados, verduras, carnes, comida en general. Como es una atracción turística muy visitada, podemos pasear por aquí y encontrarnos entre puesto de pescado y carne, tiendas que venden los típicos productos turísticos como llaveros, postales, suvenires…

Mercado de Riga por dentro
Puestos dentro del mercado de Riga
Venta de alimentación en el mercado de Riga

Es inmenso y aquí te encuentras de todo. Es recomendable echarle un vistazo en una visita a Riga. Además, aquí mismo podemos comprar comida y comerlo allí o bebida como cervezas de fabricación propia que allí mismo la sacan del barril y te la meten en una botella.

Cerveza artesana letona

Fuera del mercado y en las calles cercanas, podemos encontrar el “mercadillo negro” de Riga. Quizás el nombre y la fama que tiene puedan asustar a muchos, pero para nada. Es un mercadillo típico donde podemos ver muchísimos puestos de ropa, zapatos, bolsos… Y además podemos encontrar prácticamente de todo aquí, aunque eso sí, con mucho desorden. Artículos antiguos, cachivaches de la antigua Unión Soviética, móviles viejos y nuevos y muchas cosas curiosas y raras como máscaras antigás de la época soviética.

Hay testimonios de los propios lugareños de Riga, que aseguran haber perdido su móvil la noche anterior y recuperarlo al día siguiente en este mercadillo, por un módico precio. A quien le guste los artículos antiguos como radios, electrodomésticos y demás cosas electrónicas, aquí puede encontrar casi de todo.

El día empezó a ponerse feo, con aire y bastante frío y también cayendo gotas de lluvia a ratos, por lo que decidimos ir a un centro comercial cercano a la estación y esperar allí comiendo. Poco después salía el autobús que nos llevaría de vuelta a Lituania, a su capital Vilna.

A Vilna llegamos sobre las 19:00 y después de dejar las cosas en el hostal, fuimos a andar un poco por la ciudad, que ya realmente nos faltaba muy poco por conocer al haberla visitado días antes.

Ese día sí cenamos a la hora típica lituana (más temprano de lo normal en España) y volvimos al mismo restaurante que fuimos el primer día de nuestro viaje. Siempre a los sitios buenos está bien volver y aquí comimos súper bien y muy barato. Así que, nuestra última comida en Lituania la tuvimos en el restaurante de comida tradicional lituana que nos recomendaron en nuestro primer día.

Restaurante tradicional en Vilna
Comida lituana
Plato de comida lituana en Vilna

Al día siguiente, temprano, tocaba coger el vuelo para Madrid y poner el broche final a este interesante viaje por Lituania y Letonia. Aunque corto, solamente estuvimos en Vilna, Kaunas y Riga, fue un viaje por países muy diferentes a la Europa “más conocida” y muy enriquecedor, conociendo una cultura diferente, una sociedad muy amable y con muy buena gastronomía. Sin duda, desde mi punto de vista, países muy recomendables para cualquiera que quiera conocer parte de la antigua Unión Soviética y salir de lo que podemos llamar “Europa Occidental”.  

Dentro del aeropuerto de Vilna
Tren Vilna-Aeropuerto 0,72€
Sobrevolando los Alpes suizos (visto en el GPS del móvil donde estábamos)

Mapa de localización:

No hay comentarios:

Publicar un comentario