lunes, febrero 01, 2016

Lituania y Letonia: Día 2 - Kaunas

Sinceramente, antes de preparar este viaje, lo único que conocía de Kaunas es que allí juega un importante equipo de baloncesto: el Zalgiris Kaunas. Kaunas es una ciudad un poco desconocida, más allá del nombre y de saber que es la segunda ciudad de Lituania en importancia. Pero una vez visitada puedo decir que es una ciudad muy recomendable si se está por las repúblicas bálticas.

De Vilna a Kaunas es muy sencillo y económico ir. Hay autobuses y numerosos trenes. En este último medio de transporte fuimos. Suele haber mínimo un tren cada hora y el precio va de 4,63€ a 6,37€, dependiendo del horario, tardando sobre hora y cuarto en recorrer los 100km que separan ambas ciudades.

Tren de Vilna a Kaunas

Como curiosidad, cuando visitamos Lituania fue recién entrado el Euro como moneda oficial en el país. Aun se podía pagar en su antigua moneda, en Litas. Ambas monedas estaban en circulación, aunque el cambio lo daban siempre en Euros. Esto hacía que aun no estuviera impuesto el redondeo, por eso era muy normal pagar un refresco a 1,36€, una comida a 3,42€, etc. 

Kaunas se divide en dos partes, muy bien diferenciadas: la ciudad vieja y la nueva. Nosotros nos hospedamos en la nueva, que es la más cercana a la estación de tren, en la avenida Laisvés, la principal arteria de Kaunas. Es una ciudad pequeña y no es necesario usar ningún tipo de transporte para moverse. 

Al lado de nuestro hostal, en la avenida principal está la iglesia de san Miguel Arcángel. La avenida Laisvés une precisamente esta iglesia hasta la entrada a la parte antigua de la ciudad. Esta iglesia antiguamente era ortodoxa. Me recordó mucho a una iglesia similar que hay en Helsinki. Se puede entrar de forma gratuita.

Iglesia de san Miguel Arcángel
San Miguel Arcángel por dentro

Continuamos nuestra visita por una zona de la ciudad que nos recomendó el del hostal. Una zona residencial, fuera de todo lo turístico, pero muy bonita de ver. La verdadera Lituania. Pero antes de eso subimos a un mirador que nos caía de paso, situado en la iglesia de la Resurrección de Cristo. Está en una zona alta de la ciudad y una de las formas de llegar a esta parte es por el funicular Zaliakalnis, que es el más antiguo de Lituania y uno de los pocos que se conservan en las tres repúblicas bálticas.

Funicular Zaliakalnis en Kaunas

El precio de coger este funicular es simbólico, únicamente 0,30€. Es muy antiguo y solamente por el hecho de ver cómo funciona y entrar, merece la pena, más allá del hecho de que te quita una buena subida hasta arriba.

Iglesia de la Resurrección de Cristo

Desde lo alto del mirador hay unas espléndidas vistas de toda Kaunas, viéndose gran parte de la ciudad y las cúpulas de algunas iglesias.

Parte de arriba del mirador de la iglesia Resurrección de Cristo

Es una buena opción si se está en Kaunas visitar esta zona de la ciudad, nada turística y donde se ve la Lituania real. Dicen que la ciudad “más lituana de Lituania” es Kaunas. Aquí podemos ver algunas fotografías tomadas en la calle Zemaités.

Casa típica lituana
Casa en uno de los barrios más tradicionales de Kaunas

Por aquí cerca, al lado de una universidad y un estadio deportivo, está el monumento a Steponas Darius y Stasys Girenas, dos pilotos lituanos que en 1933 decidieron intentar ir de Nueva York a Lituania sin parar y sin repostar en ningún momento. Por razones que se desconocen, el avión, llamado Lituanica, que tenía como destino Kaunas, se estrelló cuando llevaban casi 6500km y unas 37 horas y faltaba poco para llegar.

Monumento a Steponas Darius y Stasys Girenas

Ese día volvimos a comer en un restaurante típico lituano. La comida en Lituania es muy buena y se puede comer en buenos restaurantes por muy poco dinero. Fuimos a uno que nos recomendaron, cerca de la iglesia de san Miguel Arcángel.

Comida lituana en un restaurante tradicional en Kaunas

Siguiendo por la ciudad nueva, y estando en Kaunas, no podía faltar hacerle una visita al Zalgiris Arena, un moderno pabellón que utilizan principalmente para los partidos de baloncesto del Zalgiris Kaunas. Se construyó recientemente en 2011 para albergar el Eurobasket. Está dentro de una isla en la que la única edificación que hay es el pabellón y sus aparcamientos. El resto es un parque enorme donde la gente practica deporte.

Zalgiris Arena, pabellón de baloncesto donde juega el Zalgiris Kaunas

Justo enfrente del Zalgiris Arena está el centro comercial Akrópolis. Es enorme y muy famoso en Lituania.

Centro comercial Akropolis en Kaunas

Volviendo al centro de Kaunas y continuando para la ciudad vieja por la avenida Laisvés, llegamos a la calle Vilnius, que es una zona adoquinada y donde vemos edificios del siglo XVI.

Calle Vilnius

Siguiendo por esta calle, ya entrando en la ciudad vieja, podemos ver la basílica de san Pedro y san Pablo, que está al lado de la plaza del ayuntamiento, que es el punto con más afluencia de restaurantes, bares y gente de esta zona de la ciudad.

Basílica de san Pedro y san Pablo

En el centro de esta plaza está uno de los edificios más emblemáticos de Kaunas: el antiguo ayuntamiento. Una construcción del siglo XVI y que en la actualidad es un museo.

Antiguo ayuntamiento de Kaunas

Detrás de esta plaza y a poco más de 100 metros, cerca del río Nemunas, está el castillo de Kaunas. Actualmente es un edificio de ladrillo, reconstruido casi en su totalidad hace pocos años. Su construcción original data del siglo XIV, pero sufrió muchas destrucciones.

Castillo de Kaunas

El único puente que hay por esta zona para cruzar el río, lleva a una especie de colina desde donde hay muy buenas vistas de toda la ciudad vieja de Kaunas. Para subir aquí hay un funicular, aunque cuando fuimos estaba cerrado y tocó subir a pie. La subida es durilla, pero merece la pena.

Mirador sobre la ciudad vieja de Kaunas

Al día siguiente poníamos rumbo a Letonia, a su capital Riga.

Mapa de localización:




No hay comentarios:

Publicar un comentario