viernes, febrero 19, 2016

Curiosidades y anécdotas de Japón

Aquí pongo algunas curiosidades que se me vienen a la cabeza que vi en mi viaje a Japón en el verano de 2014. También algunas anécdotas que nos ocurrieron por el país nipón, debido al contraste cultural principalmente.

1. Platos de plástico: en los restaurantes japoneses, en vez de tener una carta con una foto de la comida, es común encontrarnos con réplicas de los platos que podemos pedir, de plástico. La apariencia es realmente igual a lo que comes luego.

Maquetas de platos en un restaurante
Comida y bebidas de plástico como muestras
2. Paraguas "gratis": en Japón llueve todo el año. No hay ningún mes donde haya “sequía”. Un mismo día podemos salir a la calle y aparentemente no va a llover, y al rato nos cae un chaparrón. Quizás por eso, está muy extendido el encontrarnos paraguas por la calle. Son paraguas casi siempre iguales: de color blanco y transparente. Estos paraguas los deja la gente en la calle, al entrar en un centro comercial, en su trabajo o en su casa. Lo dejan ahí con la idea de que “alguien puede necesitarlo”. Y así funciona. Si vas por la calle y llueve, seguro que tienes un paraguas cerca.

3. El wáter: es lo típico que se te viene a la cabeza al hablar de curiosidades de Japón. Los wáter en Japón en muchos sitios (centros comerciales, hoteles, etc) son como el de la fotografía. Un montón de funciones. Hasta música.

Característico wáter en Japón
4. Radio Taisho: Es un programa matinal que se emite todos los días a las 06:30 por la radio estatal NHK. Es una especie de programa musical para realizar ejercicios. Al parecer es algo que los japoneses hacen mucho y por lo que pudimos ver en una calle cortada al tráfico para que la gente en grupo haga estos ejercicios, es muy seguido por todos los públicos, pero especialmente había muchísimos niños que en vacaciones escolares, acuden ahí por las mañanas para hacer ejercicio

Gente haciendo ejercicio por la mañana
5. Zonas para fumadores en las calles: en Japón está prohibido fumar en la calle mientras andas. Para ello tienen zonas específicas para fumar. Están cerca de centros comerciales, estaciones y lugares concurridos. Suelen estar ocultas por plantas. Sólo aquí se puede fumar. En la fotografía, cerca de la estación de Ueno, en Tokyo.

Zona de fumadores cerca de la estación de Ueno
Cartel de prohibido fumar mientras andas
6. Voluntarios limpiando las calles: otra cosa típica que podemos ver por las calles, son grupo de gente, generalmente niños y ancianos, que de forma voluntaria se dedican a recoger basura que haya por la calle y depositarlas en bolsas.

Voluntarios limpiando la calle
7. No se puede apostar dinero: en Japón es ilegal el juego con dinero. Aun así, les encanta el juego. Los llamados Pachinkos son una especie de casinos donde la gente se tira horas y horas jugando a diferentes juegos. Es típico uno que consiste en jugar con una bola, algo como un pinball, y de alguna forma obtienen puntos. Lo que ganan son bolas o monedas del propio Pachinko, que pueden canjear por juguetes, electrodomésticos, etc.

Máquinas japonesas de juego 
8. Máquinas de coger muñecos, consolas, etc: por todas partes nos encontramos la típica máquina en la que echas dinero, mueves la “pinza” y sueltas para intentar agarrar lo que sea. Suele haber consolas, muñecos, jueguetes, móviles, etc.

9. Vagones sólo para mujeres: en Japón es posible encontrarnos en el metro con vagones exclusivos para mujeres. Y así están señalizados.

Vagón solo para mujeres
Zona del metro solo para mujeres "Women only"
10. Cafeterías para acariciar gatos: pues eso, cafeterías donde pagas por estar acariciando a un gato. Hay muchas por Japón, principalmente en Tokyo. Además, parece ser que hay alguna ya por Europa.

11. Alquiler de trajes para fotografiarte: en muchos centros comerciales, te encuentras con una zona donde puedes alquilar trajes de personajes de dibujos o películas y poder hacerte fotos con ellos.

12. Mascarillas: la usan muchísimo los japoneses por la calle. Pero no es simplemente por la contaminación o para evitar enfermedades. Lo hacen también para no contagiar a los demás. Es decir, si alguien está con gripe por ejemplo, por no perjudicar a la sociedad se ponen mascarilla al salir a la calle. Hay máquinas expendedoras por las calles vendiendo mascarillas.

Las mascarillas en Tokyo, lo más normal
13. Zapatos al entrar: en las casas y en muchos alojamientos, tienes que dejar los zapatos fuera antes de entrar.

14. Empujadores: uno de los puestos de trabajo más curiosos que podemos encontrar en Japón, y hay muchos, es el de empujador. Su trabajo consiste, literalmente, en empujar a la gente cuando estén intentando entrar a un vagón de metro en hora punta. Aquí pongo un vídeo cogido de Internet donde se ve bien.


15. Ascensores para garajes: alta tecnología en los aparcamientos que podemos encontrar por la calle. Aparcamientos verticales, aprovechando al máximo el espacio. Dejas el coche en la entrada, en una especie de ascensor circular, y automáticamente el coche va a parar a un hueco libre. No tienes que preocuparte de buscar aparcamiento dentro. Al volver a por tu coche, el encargado toca unas teclas y al poco tiempo el coche está fuera listo para que lo cojas.

16. Trabajadores para parar peatones en garajes: precisamente relacionado con lo anterior, son los trabajadores que hay frente a estos aparcamientos. Su labor consiste en parar a los peatones que estén andando por la acera, cuando alguien vaya a entrar o salir con su coche de estos garajes.

17. Arroz gratis en los restaurantes: muy común que el arroz sea gratis en los restaurantes, ya que en Japón es algo que se come todos los días. Además, suele ser ilimitado. Te levantas y te rellenas cuanto quieras. El té también te puedes servir todo el que quieras, pero en algunos restaurantes.

18. La cola para los trenes: mientras esperan a los trenes o metros, la gente forma una fila india alargada. Es raro ver a alguien esperar en cualquier otro sitio que no sea en la fila. Un ejemplo en Hiroshima

Cola para entrar en el tren en Hiroshima
19. Auto-compras con honestidad: botellas de agua y refrescos, por lo general. Hay muchas cosas similares en Japón, pero muy común es encontrarte pequeñas neveras con botellas de agua y al lado una ranura para meter el dinero en una caja. Coges la botella y honestamente echas la moneda. No hay nadie vigilando.

Nevera para comprar agua por la calle
20. Prohibido hablar por el móvil en el metro: la gente va en silencio en el metro. Te encuentras carteles por todas partes prohibiendo hablar por teléfono mientras estés en el vagón.

21. Al comprar en los supermercados: en Japón, el cajero o la cajera te habla constantemente diciéndote cada producto que está pasando por el código de barras y su precio. Luego, cuando pagas, no tiene que pensar en cuánto te tiene que dar de vuelta, ya que normalmente es una máquina automática la que suelta el dinero sobrante para el cliente.

Estantería de un supermercado en Kyoto
22. Los tatuajes están mal vistos: en sitios como piscinas o saunas, es posible que no dejen entrar a personas con tatuajes. Tradicionalmente están relacionados con la mafia japonesa, la yakuza.

23. "Camarero electrónico": en muchos restaurantes, generalmente normalitos sin ser caros, tienes que ir a una máquina y ves en una fotografía el menú, y pulsas lo que quieras comprar y te da un ticket que entregas en la barra. Un “camarero electrónico”

Restaurante puramente japonés, en Kyoto
24. En metros abarrotados de gente, llevan los bolsos abiertos: una cosa que me pareció muy llamativa. Y no era una o dos personas. Era lo común. La gente va por la calle, entra al metro o autobús donde hay multitud de gente alrededor, y llevan el bolso abierto completamente. Japón es así. Allí si se te cae la cartera al suelo y vuelves a las 2 horas, o está allí o te la han puesto al lado de la pared más cercana.

Gente pasando por una estación de cercanías en Tokyo
25. Gente dormida en los metros y autobuses: la vida estresante de Tokyo se ve reflejada en la cantidad de gente que ves durmiendo en los transportes públicos. Mucha gente viene de otras ciudades, madrugan mucho para llegar a su trabajo y son horas en transporte público. Aprovechan para dormir.

26. Las escaleras mecánicas, se espera en la izquierda y se cede la derecha: esto no es exclusivo de Japón, evidentemente. Pero allí lo llevan a rajatabla. El tema curioso es que en todo Japón es así, excepto en Osaka, que es al revés. De hecho el ayuntamiento de Osaka ha sacado una normativa para prohibir actuar así, y homogeneizarlo con el resto de Japón, con multas si no se cumple.

27. Reverencias en trenes, tiendas, etc: cuando entras en un sitio, vas a comprar, vagas del metro, etc. Siempre te saludan con una reverencia. Los japoneses son muy respetuosos, más aun si te ven extranjero.

28. Asientos siempre en el sentido de la marcha: en los trenes giran los asientos para que vaya en el sentido de la marcha al final del trayecto. Además, cuando el tren llega a su destino y tiene que volver hacia atrás en la ruta, pasa un “ejército” de limpiadores limpiando todo el tren.

El tren que conecta Narita con Tokyo
29. Móviles táctiles, una excepción: Japón se caracteriza por la tecnología. Sin embargo los móviles que vi en verano de 2014, eran de teclado físico y nada de táctiles. Era muy extraño ver a gente teclear en la pantalla o ver móviles táctiles en las tiendas.

30. Disfrazados de personajes: en barrios como Akihabara por ejemplo, te encuentras multitud de gente vestida con personajes de series, de dibujos, películas, grupos musicales…

Japonesa repartiendo publicidad disfrazada, en Akihabara
31. Ropas tradicionales por la calle: especialmente en Kyoto, la ciudad tradicional por excelencia en Japón, es muy normal encontrarte gente vestida con kimonos y ropas tradicionales japonesas. Aquí algunos ejemplos (ambas fotografías en Kyoto)

En un supermercado en Kyoto
Una foto en Kyoto, en el templo Inari
32. Máquinas expendedoras: vayas donde vayas, siempre vas a ver una máquina expendedora por Japón. Te las puedes encontrar vendiéndote casi cualquier cosa. Lo más común, evidentemente, son las máquinas que venden bebidas. Aquí, en el precio de las bebidas, te ponen una pegatina azul o roja, según sea fría o caliente.

Una de las infinitas máquinas expendedoras que hay por Japón
33. La publicidad, en forma de abanico: todavía tengo uno por casa que me traje de recuerdo. En Japón, en vez de darte el típico papel de publicidad que tiras en la siguiente papelera, te dan un abanico, pay-pay, con la publicidad de varias empresas por cada cara. Al menos en verano, con el calor y humedad que hace en Japón, es algo realmente útil. No sé si en invierno cambiarán de método...

Abanico publicitario típico en Japón
Pay-Pay publicitario en Japón

Anécdotas

-En la cola del 7 eleven: una anécdota curiosa que me pasó el primer día en Japón, es que fui a comprar a un 7-eleven, que es una tienda 24 horas donde puedes comprar prácticamente de todo y es muy típico en el país nipón, y al ir a pagar, no me percaté de que había una cola enorme. Estaba terminando de comprar en una parte de la tienda, oculta por estanterías y fui directo al mostrador a pagar, poniéndome detrás de una persona que estaba acabando de pagar lo suyo. El caso que al poco tiempo miro para atrás y hay una cola larga de gente esperando. Ya me estaba ateniendo el hombre y pagué lo mío. Nadie protestó ni dijo nada (qué hubiera pasado en una situación así en un Mercadona de España). Esto fue así, porque en Japón la gente deja un margen de espacio excesivo para no incomodar a la persona que está pagando. Aprendí y ya supe actuar correctamente la siguiente vez.

-El traductor de la tienda de zapatos: entramos en una tienda de zapatos de una zona de Kyoto a las afueras, donde seguro que no muchos turistas extranjeros han ido a parar allí. En la tienda había dos hombres, y uno de ellos al vernos cara de occidental, se puso contentísimo y vino hacia nosotros. No sabía inglés y se divertía hablando con nosotros, pero de una forma muy peculiar. Tenía una aplicación en el móvil que él escribía en japonés lo que sea, y el móvil lo traducía al inglés y salía el típico Loquendo de voz hablándolo para nosotros. Una situación curiosa, más aun cuando el traductor del móvil decía cosas sin sentido.

-Problema con estrellas ninja en el aeropuerto: resulta que compré unas estrellas ninja de recuerdo de Japón. Unas réplicas, claro está, nada que cortase. Las típicas que venden en muchos sitios por Japón así como suvenir. Pues las llevaba en el equipaje de mano para montar en el avión de vuelta a España y lo pararon. Abrieron todo y sacaron las estrellas. No se podía meter en el avión. Por más que insistí al japonés de seguridad del aeropuerto, diciéndole que eran falsas y que no cortaba (pasándomelas yo mismo por mi mano) no entró en razón y me respondió, en inglés, "esto es Japón, estas son nuestras normas". Así que nada, tuve que dejar allí las estrellas ninja, que a fin de cuentas al menos costaron muy poco dinero.

Estrellas ninja

No hay comentarios:

Publicar un comentario