lunes, enero 04, 2016

Inter-Rail 2015 - Día 3: Munich

El día anterior conseguimos llegar a Munich tras salir muy temprano de Bruselas para ver Luxemburgo unas horas, y tras una pequeña odisea con los trenes para llegar a la capital bávara. Aunque lo conseguimos y pasamos unas horas cenando en el Hofbräuhaus y paseando por la ciudad.

Recorrido hecho desde el principio (rojo), recorrido futuro (amarillo)


El día de hoy, el tercero del Interrail 2015, teníamos como objetivo aprovechar al máximo la mañana viendo lo principal de Munich, ya que al mediodía abandonaríamos la ciudad y Alemania para comenzar a adentrarnos en la parte más "exótica" de Europa, con primera parada en Liubliana, capital de Eslovenia, y desde ahí hacia el Sur-Este.

Salimos del hostal temprano, sobre las 9:30am, y para las 10 y poco ya estábamos en la plaza central de la ciudad: Marienplatz.

Marienplatz es la plaza más importante de la ciudad. En ella se encuentra el Nuevo Ayuntamiento (Neues Rathaus), el Viejo Ayuntamiento (Altes Rathaus), el Mariensäule (pilar de María) y la Fuente del Pez.

Marienplatz con el Nuevo Ayuntamiento (foto de Diliff)
Marienplatz con Mariensäule en el centro
Tras ver la plaza nos dirigimos, cruzando al lado del Viejo Ayuntamiento, hasta Viktualienmarkt. Es una plaza donde ponen un mercado diario de comida y donde hay un Biergarten (jardín de la cerveza) donde la gente disfruta al aire libre bebiendo cervezas en las largas mesas, tan populares en el Oktoberfest.

Biergarten en Viktualienmarkt
Nuevo Ayuntamiento de Munich visto desde la parte Este
En esta plaza compramos algo en Nordsee. Este establecimiento es un fast-food de bocadillos, snacks, ensaladas... pero todo con pescado. Es muy popular en Alemania y centro-Europa pero aún no ha llegado a España. La verdad es que viene bien para comer algo fresco y sano, y que no sea siempre carne o procesados.

Comida en Nordsee
Seguimos caminando, pasamos por el Instituto Cervantes por casualidad, y posteriormente atravesamos Munich Residenz, el antiguo Palacio Real, residencia de los monarcas bávaros, y palacio más grande de Alemania dentro de una ciudad.

Tras pasar el palacio, llegamos a Odeonsplatz, una plaza con edificios clásicos que toma nombre del antiguo auditorio de conciertos Odeon.

Al lado de esta plaza está la entrada a los jardines Hofgarten, el cual pertenecía a la residencia Real en el siglo XVII.

Interior Residenz
Odeonplatz
Templo de Diana en el centro del Hofgarten
Visto todo esto en menos de 2 horas, como teníamos poco tiempo, decidimos coger el metro (U) para visitar el estadio de fútbol Allianz Arena, donde juega de local el Bayern Munich.

Este moderno estadio fue inagurado en 2005, tiene capacidad para más de 75.000 espectadores y es el primer estadio del mundo que cambia su iluminación exterior completa. En esta ocasión al ser de día y no haber ningún evento estaba apagado.

Allianz Arena
Tras dar una vuelta por allí, visitar la tienda oficial, comprar alguna camiseta y souvenir, volvimos a la estación central para abandonar Alemania y poner rumbo a Eslovenia.

El recorrido que nos esperaba era el más, o de los más bonitos que íbamos a recorrer en tren en todo el Interrail. Cruzando Austria de Norte a Sur, todo terreno montañoso y muy verde pese al calor veraniego.

Nunca puede faltar un Currywurst antes de abandonar Alemania :)

Nuestro tren hacia Villach (Austria) donde haríamos trasbordo hacia Liubliana


No hay comentarios:

Publicar un comentario