lunes, diciembre 28, 2015

Polonia día 5 (1ª parte) - Cracovia

Cracovia es una de las ciudades más interesantes para visitar en Europa del este, y, al menos para mí, la más recomendable de Polonia. No sólo por la ciudad en sí, sino las visitas cercanas que podemos realizar desde aquí, como las minas de Wielizcka o Auschwitz.

Al igual que en Varsovia y Breslavia, hicimos el free tour por el casco antiguo de Cracovia, con esta compañía. Sale todos los días a las 10:00h u 11:00h (depende de la temporada, por lo que mejor consultarlo antes en su web) desde la Plaza del Mercado (Rynek Glowny), junto a la basílica de Santa María.

Plaza del Mercado de Cracovia (Rynek Glowny)
Como llegamos temprano y aún faltaba tiempo para que empezara el tour, fuimos a hacer los trámites para una excursión guiada a las minas de Wielizcka por la tarde. Aunque de todo esto hablaremos en el siguiente artículo, de la segunda parte del día que fue precisamente esa visita a las minas.

El tour comienza en la Plaza del Mercado, que es el centro de la vida en Cracovia. De aquí salen las principales calles que llegan a los puntos turísticos más visitados, además de que en la propia plaza hay varios monumentos importantes. Lo primero que vemos es la basílica de Santa María, que es uno de los emblemas de la ciudad. Abre de 11:30h a 18:00h y la entrada cuesta entre 3 y 6 zlotys (sobre 1€).

La basílica de Santa María, como se ve en la fotografía de abajo, tiene como peculiaridad de que sus dos torres son diferentes. Una, la más alta, de 80 metros y la otra de 69. Según la leyenda contada en el tour, las dos torres fueron mandadas construir por la burguesía cracoviana, a dos hermanos. Éstos compitieron en ver quién la hacía más alta, y cuando uno de los dos llevaba bastante ventaja, el otro estaba frustrado y con el enfado asesinó a su hermano clavándole un cuchillo. Posteriormente, el asesino no podía vivir con la culpa y confesó, y acabó tirándose de una de las torres. Actualmente en la puerta del mercado que está orientada a la basílica, hay un cuchillo colgado (que ha sido robado en numerosas ocasiones, siendo reemplazado), en memoria de esa leyenda del asesinato.  
Basílica de Santa María
Otra curiosidad de esta basílica, es que cada hora desde una de las torres suena una trompeta con la melodía de “hejnal”. Esta melodía se ve interrumpida bruscamente, en recuerdo de un trompetista que fue asesinado mientras hacía sonar su trompeta avisando a la población de que la ciudad estaba siendo invadida.

En la misma Plaza del Mercado, que es la plaza medieval más grande de Europa, está la iglesia de San Adalberto, que es una pequeña iglesia del siglo X.

Iglesia de San Adalberto
Justo enfrente está la torre del antiguo ayuntamiento. Tiene 75 metros de altura y es lo único que se conserva de lo que fue ayuntamiento de la ciudad, construido en el siglo XIV, de estilo gótico. En 1820 fue demolido conservándose solamente la torre. Es posible entrar y subir a la torre, aunque solo entre abril y octubre. El precio es de 7 zlotys entrada normal y 5zlotys para estudiantes (1-1,5€).

Torre del Ayuntamiento
En el centro de la plaza está la Lonja de Paños, que es como se conocía al antiguo comercio lleno de tenderetes, construido en el siglo XIII. En la actualidad, el edificio que hay en el mismo sitio, alberga tiendas de suvenires y artesanía en general (especialmente muchos productos de ámbar).

Siguiendo con el tour, salimos de la plaza principal de la ciudad dirección norte hasta la Puerta de Florián. Esta es la puerta que cruza la muralla de entrada al casco antiguo.

Puerta de Florián
Justo al lado está la Barbacana, que es parte de las fortificaciones medievales de Cracovia. Es además, una de las pocas que se conservan en Europa de su estilo. Es posible entrar entre el 15 de abril y 15 de diciembre, con horario de 10:30h a 18:30h. Cuesta 8zlotys (6zl para estudiantes) y es entrada combinada junto a las murallas.

Barbacana de Cracovia
Continuamos justamente hacia el lado opuesto, volviendo hacia la Plaza del Mercado, siguiendo hacia el sur. Aquí llegamos a la basílica de San Francisco de Asís. Es una de las iglesias más antiguas de la ciudad y tiene una mezcla considerable de estilos. Pero por lo que es más conocida esta iglesia es porque era una de las favoritas de Karol Wojtyla (Juan Pablo II), donde acudía a rezar antes de ser Papa, durante su etapa en Cracovia. En su honor, actualmente podemos ver una placa con una imagen suya en una de las fachadas. La entrada aquí es gratuita, y está abierta todos los días desde las 06:00h hasta las 19:45h.

Placa de Juan Pablo II
Basílica de San Francisco de Asís
Una característica propia de Cracovia que podemos ver constantemente por sus calles, son los puestos ambulantes de rosquillas de pan “obwarzanek”, que siguen una receta tradicional. Es común en esta zona de Polonia, pero aún más en la ciudad de Cracovia. Hacen cientos de miles de rosquillas diarias y es posible encontrarnos puestos por toda la ciudad y desde la madrugada.

Puerto de rosquillas de pan
Siguiendo hacia el sur, nos encontramos con la iglesia de San Pablo y San Pedro, y justo al lado pero más pequeña, la iglesia de San Andrés.

Iglesia de San Pablo y San Pedro
Iglesia de San Andrés
Llegando al final del tour, vimos el castillo de Wawel, que está en lo alto de la colina del mismo nombre. Esta fue la primera residencia de los reyes de Polonia. Posteriormente ha ido reformándose con el paso de los siglos.

Subiendo al castillo de Wawel
Dentro del recinto del castillo está la catedral de Wawel.

Catedral de Wawel
También dentro del propio castillo, es posible visitar algunas salas como la del Tesoro y Armería de la Corona, Arte Oriental, Apartamentos Reales o Salas del Estado. Todas ellas tienen un precio de entrada que va desde los 7 zlotys hasta los 25zl la más cara. Aunque es posible entrar gratuitamente los lunes de abril a octubre de 9:30 a 13:00h y los domingos de 10:00 a 16:00. Visitar los patios del castillo y todo lo que queda fuera del edificio, siempre es gratuito.

Patio del castillo de Wawel
Desde el castillo, una zona amplia actuando de mirador, podemos ver gran parte de la ciudad de Cracovia.

Río Vístula a su paso por Cracovia

Ya de vuelta al casco antiguo, fuimos a comer cerca de la Plaza del Mercado, y poco después teníamos la excursión hasta las minas de Wielizcka. De esto habrá un artículo separado de la segunda parte de este día, explicando todo lo relacionado a la visita a las minas. Un sitio muy interesante si se está por Cracovia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario