miércoles, diciembre 16, 2015

Polonia día 4 - Breslavia

En nuestro cuarto día en Polonia, y después de haber llegadoa Breslavia la tarde anterior, tocaba ver la ciudad con profundidad, pero a la vez con celeridad pues teníamos que coger el tren para Cracovia que salía a las 14:58. Planificamos hacer el free tour, esta vez, a diferencia de Varsovia o en Cracovia, solo estaba disponible en inglés. A las 10:00h cada día en la puerta del ayuntamiento, en la plaza del mercado.

Nieve desde la ventana del hostal
Así pues, después de desayunar un poco nos fuimos con tiempo a la plaza Rynek (plaza del mercado) de donde salía el tour guiado. Esa noche había nevado mucho y había varios centímetros de nieve por las calles a primera hora de la mañana, cuando todavía no había surtido efecto la sal que suelen echar por el suelo. Así pudimos ver un manto blanco por toda la plaza. Hay que decir que casualmente Breslavia es una de las ciudades más cálidas (o menos frías mejor dicho) de toda Polonia.

Plaza Rynek 
La ruta empieza en la puerta del ayuntamiento, donde el guía, nativo de la ciudad de Breslavia, nos contó un poco la historia de la ciudad, su papel en la II Guerra Mundial y cómo ha ido evolucionando a lo largo de las décadas. Como el tour era en inglés, coincidimos gente de muchas nacionalidades diferentes.

Fachada del ayuntamiento
Después de introducirnos un poco sobre la plaza central, el ayuntamiento y toda su historia, lo siguiente que vimos fue la iglesia de Santa Isabel (Elzbiety), que está en una esquina saliendo de la plaza Rynek, dirección al río. Es una iglesia protestante, con una bonita torre de 91 metros de altura a donde se puede subir y ver toda la ciudad por 5 zlotys (poco más de 1€). Esta torre en sus inicios medía 120 metros, pero una fuerte tormenta la destruyó en 1529, reconstruyéndose pocos años después pero no recuperando su tamaño original.

Iglesia de santa Isabel
Una cosa por la que es conocida Breslavia en los últimos años, es por los gnomos que podemos encontrar por toda la ciudad. Dicen que hay más de 200, y están por toda la ciudad. Cada gnomo es diferente y simboliza algo distinto. En 2001 empezaron a ponerlos por la ciudad, en reconocimiento a un movimiento social, La Alternativa Naranja, que en los años 80 combatía clandestinamente contra el comunismo. Nosotros encontramos algunos mientras andábamos por las calles.

Gnomo cubierto de nieve en Breslavia
Típico gnomo de Breslavia rezando
Cerca de la iglesia de Santa Isabel llegamos hasta una callejuela que se llama Jatki, donde hay varias tiendas y antiguamente en esas tiendas trabajaban carniceros. Por ello hoy podemos ver una figura de un cerdo, una oca, un conejo, una cabra

Figuras de animales en la calle Jatki
Siguiendo con la ruta, llegamos hasta la zona donde estaba antiguamente una cárcel. Y como no puede ser de otra forma, un gnomo integrado en su entorno.

Donde estaba la antigua cárcel


Gnomo encadenado
Hicimos una parada en mitad de la ruta guiada, y el guía nos llevó hasta un gran mercado donde vendían prácticamente de todo. Un mercado con varias plantas y zonas dedicadas a diferentes productos.

Mercado de Breslavia por dentro
Este mercado está al lado del río, que cruzamos por el puente Piaskowy hasta la pequeña isla de Arena (Piaskowa), donde está la biblioteca de la universidad y una iglesia. Desde esta isla cruzamos otro puente, el puente Tumski de color verde, que es muy famoso en la ciudad, uniendo una de las partes más visitadas de Wroclaw. El puente está completamente lleno de candados, como se puede ver en la fotografía.
Isla y al fondo la iglesia St Cross y la catedral san Juan Bautista
Puente Tumski lleno de candados
En esta zona, justo al cruzar el puente a la izquierda, vemos la iglesia de St Cross y San Bartolommeo. Un poco más adelante, viéndose desde el propio puente, está la catedral de san Juan Bautista. Esta catedral data del año 1000, pero fue reconstruida después de la II Guerra Mundial, ya que fue destruida parcialmente (las dos torres). Aun hoy podemos ver señales de la guerra en forma de orificios. Es posible subir a una de las torres por 4 zlotys (algo menos de 1€).

Heridas de guerra 
Catedral de san Juan Bautista en 1945
Catedral de san Juan Bautista en la actualidad
Volviendo de la isla, pasamos por la iglesia del Nombre de Jesús (Kosciol Imienia Jezus), que está a menos de 100 metros del río.

Iglesia del Nombre de Jesús
Acabamos el free tour cerca de una universidad. Aprovechamos, y como ya era hora de comer en Polonia y además teníamos prisa para coger el tren hasta Cracovia, y comimos en el restaurante de la universidad. Aquí se comía realmente bien y muy barato. Poco más de 2€ por cabeza, en forma de buffet, pagando por cada 100 gramos de comida (pesándose al final). Si mal no recuerdo, cada 100 gramos de comida eran 2,5zlotys (unos 0,60€).

Cuando acabamos de comer, teníamos una hora para que saliera el tren para Cracovia. Aun teníamos planeado ver una zona de la ciudad que estaba a algo más de 1km de donde comimos, además de ir al hostal a por las cosas. Nos la jugamos mucho y decidimos ir hasta allí y ver lo que nos quedaba, que era el puente colgante Grundwaldzki, construido a principios del siglo XX y, especialmente, el monumento a la masacre de Katyn, que está dentro del parque Juliusza. En la masacre de Katyn, fueron asesinados más de 21.000 polacos a manos del ejército soviético en 1940, en lo que después fue reconocido como un genocidio.

Monumento a la Masacre de Katyn
El tiempo se nos echó completamente encima y aun teníamos que andar casi 1km hasta el hostal para coger las maletas y hacer otro kilómetro hasta la estación. Literalmente fuimos corriendo y pudimos montar en el tren cuando estaba casi saliendo.

El trayecto en tren hasta Cracovia dura algo más de 3 horas, tiempo en el que se hizo de noche por completo.

Ya en Cracovia, fuimos hasta donde nos alojábamos, a algo más de 1km de la estación, en el hostal Good Bye Lenin, cerca del barrio judío. Este hostal estaba realmente bien.

Después de dejar las cosas en el hostal, fuimos a ver la parte antigua de la ciudad. La plaza del Mercado (Rynek Glowny), es el punto más característico de Cracovia y sin duda la zona que más gente congrega tanto de día como de noche, aquí y en las calles de alrededor. Es la plaza medieval más grande de Europa.

Plaza del Mercado en Cracovia de noche
En el centro de la plaza está el que era antiguo mercado, conocido como la Lonja de Paños, donde hoy podemos ver por las mañanas tiendas que venden suvenires de todo tipo. Al lado está la torre del ayuntamiento. También en mitad de la plaza está la pequeña iglesia del siglo X de san Adalberto.

En la otra parte de la plaza está la basílica de Santa María, que es un emblema de la ciudad. Es posible entrar entre las 11:30 y las 18:00. Todo esto lo veríamos al día siguiente por la mañana, haciendo el free tour.

Fuimos a cenar a una hamburguesería que nos recomendaron. Moa Burger es el nombre de la franquicia polaca y tiene muchas variedades de hamburguesas de todos los tamaños y precios muy económicos.

Hamburguesa en Moa Burger
A partir del día siguiente empiezan las visitas más interesantes turísticamente hablando del viaje. En el siguiente artículo veremos la visita a las minas de Wieliczka.


No hay comentarios:

Publicar un comentario