lunes, octubre 19, 2015

Japón día 11: Tokyo 2

En nuestro 11º día por Japón, volvíamos nuevamente a Tokyo desde Nagoya, pasando el resto de nuestro viaje en la capital nipona, haciendo también varias excursiones a ciudades cercanas. El viaje entre las dos ciudades es de unos 300km de trayecto, que se hacen en algo menos de dos horas en tren.

Salimos temprano para aprovechar bien el día y llegar a Tokyo cuanto antes. Fuimos al hostal a dejar las cosas, que era el mismo donde nos quedamos las dos primeras noches en Japón. Ese día teníamos previsto ver la parte más céntrica de Tokyo, donde está, entre otras cosas, el edificio metropolitano (es gratis subir al mirador) donde está el Ayuntamiento, el famoso parque Yoyogi y el aún más conocido cruce de Shibuya.

Puerta de entrada al parque Yoyogi
Lo primero que hicimos fue ir en tren hasta la parada del parque de Yoyogi, que está en pleno corazón de Tokyo, más o menos a 1km de distancia al sur del Ayuntamiento. Este es uno de los parques más grandes de la ciudad y tiene mucha historia detrás. Algunas cosas resaltables de este parque, es que aquí se realizó el primer vuelo a motor en Japón en 1910. También fue un importante terreno de desfiles militares durante la Segunda Guerra Mundial y ya más tarde, en 1964 fue villa olímpica en las olimpiadas. Tiene casi 2km de largo y en él se pueden ver actuaciones musicales, gente practicando artes marciales, haciendo diferentes deportes, etc.

Paseo dentro del parque Yoyogi
Dentro del parque está el santuario de Meiji, rodeado por 120.000 árboles de 365 especies diferentes que fueron donados por japoneses de todas partes cuando se construyó el templo. Esta cantidad de árboles fueron de gran ayuda para nosotros, resguardándonos de la lluvia que empezó a caer.

Santuario Meiji dentro del parque 
Fuera ya del parque, nos adentramos más en el distrito comercial de Shibuya por una larga avenida llena de edificios altos de todo tipo hasta que en algo más de 1km, llegamos al famoso cruce de Shibuya.

Gente atravesando el cruce de Shibuya
Este es el cruce más transitado del mundo. Dicen que pueden cruzar unas 1500 personas en unos pocos segundos (más de 1 millón de personas cada día), y todo sin chocarse. Aquí, en el momento que el tráfico de vehículos se para por todos los ángulos, comienza a andar la multitud a través de los numerosos pasos de cebra que componen el cruce.

Edificios en Shibuya
Todo lo que rodea el cruce son edificios enormes, la mayoría comerciales, con multitud de pantallas gigantes y muchos carteles luminosos y lo que es más curioso, mensajes auditivos (publicitarios la mayoría) que se escucha perfectamente en toda la zona.

Aquí podéis ver un vídeo que grabé en Shibuya durante el tránsito de personas


En la salida de la estación de Shibuya, en una esquina del cruce, está la estatua del perro Hachiko. El animal pertenecía a un profesor de la universidad de Tokyo, y cada mañana le acompañaba hasta la estación y le esperaba por la tarde en la misma estación a la vuelta del trabajo. Un día el profesor murió de un infarto mientras daba clases en la universidad y su perro le estuvo esperando en la estación durante los 9 siguientes años de su vida. Los comerciantes y gente de la zona le alimentaban. Actualmente podemos ver una estatua de bronce del perro. Este lugar es punto de encuentro para muchos japoneses y siempre está muy abarrotado. Aquí la historia completa de la estatua.

Estatua del perro Hachiko
Después de comer, empezó a llover con fuerza y aprovechamos para ver algunas tiendas y centros comerciales que había por el distrito de Shibuya. El tifón Halong, que unos días antes nos pilló en Hiroshima, estaba llegando ahora a Tokyo.


Como curiosidad respecto a la lluvia, que en Japón es muy habitual aun siendo verano, es que los japoneses hacen de sus paraguas un “bien común”. En días de lluvia o que amenaza con llover, se ven paraguas blancos por todas partes en la calle. Los japoneses los dejan ahí una vez no lo necesitan porque “alguien puede necesitar usarlo”. Van cogiendo y soltando paraguas conforme entran en cualquier sitio. 

Pantalla de una máquina expendedora de bebidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario