miércoles, octubre 07, 2015

Interrail 2014 - día 12: Preikestolen

Después de un largo viaje en tren durante la noche desde Oslo hasta Stavanger (de este a oeste de Noruega), llegamos a la ciudad que sería nuestra base para poder subir a Preikestolen. Llegamos antes de las 8 de la mañana, por lo que fuimos a dejar las cosas a donde nos alojábamos y allí mismo nos ofrecieron llevarnos al puerto en un autobús que hacía un recorrido por la ciudad cogiendo gente en diferentes lugares.  Preikestolen (que significa púlpito en noruego) es una formación rocosa que está situado en un punto espectacular en lo alto del fiordo de Lyse (Lysefjord, fiordo de la Luz), con una caída vertical de 604 metros.

La cima de Preikestolen
Ir hasta Preikestolen requiere de tiempo, ya que no puedes ir directamente por vía terrestre. En nuestro caso partíamos desde Stavanger, que es la ciudad importante más cercana a esta zona, estando a unos 25km en línea recta. El primer paso que hay que hacer es ir en ferry hasta Tau, un pequeño pueblo que está enfrente de Stavanger. Cogimos el primer ferry que salía a las 9:30 (hay varios cada día). El tiempo en llegar hasta Tau es de unos 20-30 minutos y una vez llegas allí, hay autobuses que te llevan hasta el inicio del camino de subida a Preikestolen.

Esperando al ferry para Tau

Desde donde te deja el autobús hasta la cima se tarda cerca de dos horas. El trayecto no es difícil (gente de todas las edades lo suben a diario) pero sí tiene tramos más duros (zonas de piedras más verticales de lo normal, por ejemplo). Pero en general el trazado está preparado a conciencia para que la gente pase sin problemas. Eso sí, es conveniente llevar buen calzado, sobre todo suelas que agarren bien para evitar resbalones. Son 3,5km que transcurren por senderos de escaleras de piedra (la mayoría del camino es así), tramos de tierra o puentes de madera. Todo esto bien señalizado con flechas rojas y otras veces la letra T. Hay tramos de especial peligrosidad (partes muy, muy estrechas con la caída justo al lado) que tienen cuerdas para evitar posibles caídas.

Parte inicial de la ruta (fácil)
En general así es la ruta
En nuestra subida tuvimos un poco de todo en cuanto a climatología se refiere. Empezamos la subida (y prácticamente en su totalidad) con sol. Cuando nos acercábamos a la cima empezamos a notar el viento, que se intensificaba por momentos hasta llegar arriba. El viento puede llegar a ser peligroso cuando estás arriba, porque varía la dirección y da fuerte. También nos cayeron algunas gotas, aunque por suerte no fue gran cosa hasta la bajada, donde hubo un rato que sí llovió con más intensidad (que no vino mal para refrescarnos). Tuvimos suerte de que ese día no hiciera niebla y se pudiera ver el fiordo sin problemas.

Lagos a mitad de camino

Durante la subida, pasas por varios lagos en los que hay quien opta por bañarse (agua helada como es lógico) y muchas zonas verdes hasta que poco a poco vas visualizando el agua del fiordo.

Vistas del fiordo 
Desde lo alto de Preikestolen las vistas son impresionantes. Pocos lugares naturales ofrecen unas vistas así en Europa (hay quien dice que es el mejor mirador del mundo). Y sí da vértigo el ponerte en el borde y mirar los 600 metros en vertical que hay… Sobre todo con el fuerte aire que sopla. Allí arriba hay gente que hace verdaderas locuras, jugándose la vida por sacarse una foto curiosa. Aun así, siendo más de 200.000 las personas que cada año suben al púlpito, solamente hay registro de un accidente mortal (un español), que se cayó tras intentar hacer una fotografía.

Asomados al precipicio

Información práctica

Precio para llegar hasta Preikestolen

El precio del ferry ida y vuelta fue de 94 coronas noruegas (unos 10,30€) y el autobús, que entraba en el mismo ticket el que nos llevaba hasta el puerto, ida y vuelta 150 coronas (unos 16€). La compañía con la que fuimos es Boreal *Precios de 2014.

Tiempo total para visitar Preikestolen

Se requiere de unas 6 horas para visitar Preikestolen, por lo que es mejor no tener el tiempo justo. A ser posible lo ideal es partir por la mañana temprano (normalmente hay menos gente, por lo que para subir siempre es mejor que no haya parones y aglomeraciones en algunos tramos). Este tiempo sale de más o menos 2 horas de subida, hora y media de bajada y arriba normalmente se va a echar otra media hora. El trayecto entre Stavanger y la base de Preikestolen ida y vuelta, perfectamente puedes echarle otras 2 horas (las esperas para que llegue el autobús, etc)

Resumen del recorrido hasta la cima

Recomendaciones para llevar

-Agua (es imprescindible porque son varias horas entre subir y bajar) y algo de comida
-Aunque vayas en julio o agosto (los mejores meses sin duda para subir) es conveniente que se lleve una chaqueta o algo de abrigo fino, ya que hace mucho viento y también es posible que ese día salga frío o lluvioso.
-Un buen calzado. Esto puede ser clave si no queremos acabar con los pies doloridos. El camino en general es muy abrupto, muchas piedras y muy irregular. Buen calzado y sobre todo que agarre bien.
-Para los que se atrevan con los lagos de agua fría que hay por el camino, pues un bañador.
-Y lo último es evidente: una cámara de fotos. Es un sitio para hacer muchas y muy buenas fotografías.  
-Todo lo demás, sobra. Mientras menos peso se lleve, mejor.

Consejo sobre el clima

Normalmente la gente opina que si está lloviendo ese día, no se suba a Preikestolen. La verdad es que con lluvia puede resultar bastante dura la subida, además de peligrosa por el tema de resbalarse en piedras. A nosotros nos llovió durante algunos tramos aunque es cierto que fue poco. Si ese día está lloviendo y no queréis sufrir, mejor no subir si tenéis opción de ir al día siguiente. Si sólo tenéis ese día y está lloviendo… no es un sitio donde se pueda ir todos los días. Subid aunque lleguéis empapados a la cima.

Dónde dormir

Es cierto que hay alojamiento en la base de Preikestolen (camping en general), aunque éste es muy caro. Para nosotros la mejor opción fue dormir en Stavanger, que además es una ciudad muy bonita para visitar. Es la ciudad más cercana (hay pueblos pequeños más cerca también).


Dónde está Preikestolen


Cómo llegar desde Oslo

De Oslo a Stavanger hay una distancia considerable, recorriendo prácticamente de este a oeste la parte sur del país (unos 450km).

-En tren: es la opción más barata. Los horarios y precios se pueden consultar en la web https://www.nsb.no. Existen 7 trenes cada día de lunes a viernes y 5 los fines de semana. Se tarda unas 7 horas y 50 minutos, salvo el tren nocturno que sale cada día a las 22:25 desde Oslo llegando a Stavanger a las 07:05 y dura 8 horas y 40 minutos (es el tren que cogimos nosotros). El precio, según el horario, oscila entre las 249 coronas noruegas (unos 25€) y las 299 coronas (unos 30€). Importante reservarlo con al menos un día de antelación, ya que el mismo día de salida del tren los precios suben. El trayecto de Stavanger a Oslo es igual en cuanto a número de trenes y muy similares los horarios, también existiendo un tren nocturno, esta vez saliendo a las 22:37. El resto de trenes salen desde las 4 de la mañana.

-En avión: la opción más rápida es sin duda el avión. Hay numerosos vuelos entre Oslo y Stavanger y el trayecto dura apenas 50 minutos. El problema es el precio, suele ser al menos unos 50€ por trayecto.

-En coche: una buena opción si se dispone de coche propio o de alquiler es hacer esta bonita ruta por nuestra cuenta. Hay varias alternativas para llegar de Oslo a Stavanger, siendo el tiempo aproximado unas 6 horas la ruta más corta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario