jueves, septiembre 24, 2015

Japón día 10: Nagoya


Después de tres días en Osaka, seguimos nuestra ruta dirección a Tokyo, echando un día en la ciudad de Nagoya, la cuarta más grande del país. Es una ciudad muy nueva, ya que fue reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial, por lo que abundan los edificios y arquitectura modernos. Nagoya sufrió numerosos ataques por parte de Estados Unidos en dicha guerra debido a que producían gran parte de los motores, equipos de combate, tanques… usados por Japón para combatir.

El trayecto entre Osaka y Nagoya es de unos 200km que hicimos, como se ve en la imagen de abajo, en poco más de una hora.

Ticket tren Shinkansen Osaka-Nagoya
Nada más llegar a Osaka nos encontramos con dos torres impresionantes de 245 metros de altura. Estas torres están justo encima de la estación de trenes, y no están ahí por casualidad. Son precisamente los edificios que albergan la sede central de la JR (Japan Railways, algo así como la RENFE española)
Torres sede central JR
Nagoya no es una ciudad muy turística. La mayor parte de la gente que visita la ciudad, no es para ver sus monumentos, historia o cultura, como puede ser en casi cualquier otra ciudad de Japón. Esta ciudad recibe mucha gente, pero es sobre todo para trabajar. Aquí están las sedes de muchas empresas de automóviles como es el caso de Lexus y alguna subdivisión de Mitsubishi. Fue la ciudad que más nos costó encontrar alojamiento, precisamente por lo dicho sobre el turismo. Nos hospedamos en el Hotel Eco Nagoya, que está justo enfrente de la estación central. Era un hotel muy occidentalizado, diferente de otros alojamientos que tuvimos en Japón. Muy completo en cuanto a instalaciones y moderno.

Lo primero que hicimos al llegar a Nagoya fue visitar el castillo, que es el mayor reclamo turístico de la ciudad. El día amenazaba lluvia, pero por suerte salvo un rato por la tarde no llovió. Hasta el castillo fuimos dando un paseo andando desde el hotel, ya que no estaba muy lejos. El castillo tiene casi 500 años, aunque fue reconstruido por completo tras ser calcinado en la Segunda Guerra Mundial.
Castillo de Nagoya
Una peculiaridad que diferencia el castillo de Nagoya de otros del país, son los dos delfines dorados que hay en la parte alta, llamados “kinshachi”. Según dicen, el motivo por el que tiene estos dos delfines en lo alto del castillo es porque lo usaban como talismanes para prevenir incendios. Ahora estos “kinshachis” se han convertido en una imagen del castillo y de la propia ciudad. La entrada al castillo son 500 yenes (algo menos de 4€) y el horario es de 09:00 a 16:30.

Maqueta castillo Nagoya
                            Kinshachi castillo Nagoya                                    
Para llegar desde la estación central hasta el castillo se puede ir a pie, unos 2km. Pero si el día está lloviendo o simplemente no se quiere andar, la mejor forma de llegar hasta allí es coger la línea Higashiyama hasta la estación de Sakae y aquí cambiar a la línea Meijo Subway hasta la estación Shiyakusho, que está justo donde el castillo.

Desde la parte sur del parque donde está el castillo de Nagoya hasta la zona de Sakae, donde está la famosa torre de Nagoya TV y Oasis 21, fuimos por una larga avenida y que en medio está el bonito parque de Hisaya Odori.

Parque Hisaya Odori y torre de Nagoya TV al fondo
La torre de Nagoya TV tiene 180 metros de altura y es la cadena de televisión más antigua de Japón. Se puede subir pagando 600 yenes (4,5€) y los horarios son de 10:00 a 18:00 y de 10:00 a 21:00 los fines de semana. Para llegar hasta aquí desde la estación central, lo mejor es coger la línea Higashiyama hasta la estación Sakae, que cae a poco más de 300 metros. Si aquí cambiamos a la línea Meijo Subway y hasta la parada de Hisaya Odori, salimos justo al lado de la torre.

Justo al lado de la torre de Nagoya TV está el complejo futurista Oasis 21. Es un centro de construcción modernista, que alberga multitud de restaurantes, tiendas de todo tipo y también es donde está la oficina de turismo de Nagoya. Además tiene una terminal de autobús. Parte de las tiendas están en la zona subterránea. Lo más curioso e impactante es la terraza del edificio central, que tiene forma ovalada, con una superficie que ocupa prácticamente la totalidad de la terraza, llena de agua simulando una especie de piscina de cristal. Esto es en realidad el techo, por lo que desde los niveles inferiores del complejo se ve el agua como tejado.

Oasis 21
Terraza Oasis 21
Cerca de la estación está un edificio famoso en Nagoya, Mode Gakuen, de forma espiral, que alberga tres escuelas en su interior.

Mode Gakuen
Al lado del Mode Gakuen nos encontramos con una actuación musical en directo. Estaban tocando una especie de percusión folclórica japonesa y había bastante gente viéndolo. Aquí os dejo un video que grabé.  


Al sur de la ciudad y lejos de lo que es el centro, está el santuario de Atsuta, que es uno de los shintos más importantes de Japón. Dentro está la espada sagrada de Kusanagi, aunque no la enseñan, que es uno de los 3 símbolos imperiales. Para llegar hasta aquí vía JR hay que ir hasta la estación Atsuta y andar unos 8 minutos. Nosotros no lo visitamos por falta de tiempo.


Después de este día, los siguientes los pasaríamos en Tokyo hasta el final de nuestro viaje, aunque con algunas excursiones a ciudades interesantes cerca de la capital nipona. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario