martes, agosto 18, 2015

Mi top 10 de ciudades visitadas

Es difícil quedarme con las 10 mejores ciudades que he visitado, más aún ponerles un orden. Porque… ¿qué hay que tener en cuenta para decir que una ciudad es mejor que otra? Creo que nadie puede dar unas pautas para determinar esto. Todo queda a elección de cada uno, cumpliéndose más que nunca el dicho de “para gustos, los colores”.

A unos les puede gustar más las ciudades culturales, otros ciudades de arquitectura moderna, ciudades con paisajes naturales a su alrededor, ciudades grandes, pequeñas… Voy a intentar elegir las 10 ciudades que más me han llamado la atención, que más me han atraído, aunque muy diferentes unas de otras. Después de visitar más de 35 países y muchas ciudades, aquí va mi lista:

1.Copenhague:

Esta fue la primera ciudad que visité de los países nórdicos (Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia) y para mi gusto fue la mejor de todos estos países. Desde que salí de la estación vi que era una ciudad muy diferente a lo que había visto hasta entonces en Europa. La considero una ciudad moderna, limpia, muy accesible y sobre todo con mucha diversidad. Me llamó la atención la cantidad de gente que utiliza bicicleta como vehículo de transporte. Mientras esperabas a cruzar un paso de cebras, veías pasar desde niños hasta gente mayor, pasando por trabajadores con traje y corbata, todos ellos en su bicicleta por alguno de los múltiples carriles bici que hay en la ciudad.

Nyhavn (zona del puerto)

Una ciudad donde es posible encontrarte por la calle pistas de fútbol o baloncesto, gratuitas, en perfecto estado de conservación, así como numerosos parques y zonas verdes para practicar deporte o pasear. Dicen que es una de las ciudades con más calidad de vida del mundo y visto lo que vi, creo que no se equivocan.

Fuente de Stork
Desde la biblioteca
Copenhague combina edificios históricos y culturales como son ejemplo los numerosos palacios y catedrales, con zonas más modernas y arquitectura muy vistosa. Además, uno de sus puntos que más gusta a los turistas, son sus canales de agua que recorren diferentes zonas de la ciudad.

Palacio Primer Ministro

Se podría hablar mucho más de Copenhague, pero ya sería alargar demasiado este artículo y no es ese el objetivo. Aquí escribimos unaentrada más detallada de nuestra visita a Dinamarca

2. Estambul:

En esta lista no podía faltar Estambul, una ciudad con mucha mezcla cultural que ha traído durante siglos a esta parte del mundo, justo entre Europa y Asia. Una ciudad grande, muy grande, con una población que nadie sabe con exactitud (se calcula en unos 14 millones de habitantes) y algo caótica.

Mezquita Azul
La ciudad de las mezquitas, la antigua Constantinopla, la entrada a Asia, la nueva Roma… Multitud de nombres se le da a Estambul. La zona más antigua y a la vez más llena de turistas, Sultanahmet, es donde están los principales y más conocidos atractivos turísticos de la ciudad (Mezquita Azul, Santa Sofía, palacio Topkapi, Gran Bazar, etc) pero no se puede ir a Estambul y no visitar el barrio de Galata o los alrededores de la famosa plaza Taksin y conocer algo mejor el día a día de la ciudad.

Entrada al Gran Bazar
Para mí una de las mejores zonas de la ciudad es la zona del puerto de Eminonu, donde se pueden ver mezquitas muy bonitas y menos conocidas como la de Suleymaniye o la Nueva Mezquita (Yeni Cami). Y otra cosa muy recomendable y ya que hablamos de Eminonu, es coger alguno de los numerosos barcos que unen, en menos de media hora y por poco más de 1€, Europa con Asia. Dicen que el mejor atardecer de Europa se ve desde Asia (Usküdar).
Santa Sofía de noche
Anochecer desde Asia

3. Edimburgo:

La capital de Escocia es una ciudad que no deja indiferente a quien la visita. Lo mejor sin duda es su parte antigua, con edificios perfectamente conservados a pesar de los años. La Royal Mile (La Milla Real) es la calle principal que vertebra toda esta zona de la ciudad, desde el Castillo de Edimburgo hasta el Palacio de Holyrood, y como su nombre indica mide una milla escocesa (1800 metros). Muy recomendables son también las colinas que rodean la ciudad, a las cuales es posible acceder con muy buenas vistas.
Castillo de Edimburgo
Edificio en la Royal Mile


4. Tokio: 

Skytree
Tokio y su área metropolitana tiene prácticamente la misma población que toda España (38 millones de habitantes). Imaginad que todos los españoles vamos al trabajo, a la universidad, a comprar, etc. a una misma ciudad. Pues eso es lo que ocurre en Tokio cada día cuando millones de personas llenan sus trenes, metros y autobuses para moverse por la ciudad. Una ciudad que puede parecer caótica simplemente con mirar el plano del metro. Lo es, aunque más que caótica, estresante diría. Encontrarte el metro lleno a rebosar (es cierto eso de que existen los “empujadores”, que son personas que su trabajo es empujar a la gente hasta rellenar el vagón por completo) es algo normal en ciertas horas del día. La puntualidad también (de media se retrasan 7 segundos al año sus trenes).

Metro de Tokio
Pero aparte de todo esto, Tokio ofrece mucho más. La capital nipona une lo histórico, tradicional y cultural (numerosos templos, palacio Imperial, etc) con la tecnología más moderna (barrios enteros dedicados a la tecnología, edificios modernísimos, etc). También puedes encontrar zonas tranquilas (como el parque Yoyogi) a pocos metros del cruce más transitado del mundo (el famoso cruce de Shibuya). Es sin duda una ciudad de contrastes muy visibles. 
Cruce de Shibuya


5. Kioto: 

Esta ciudad del oeste de Japón es un poco lo opuesto a Tokio. A mí personalmente me gustó más como ciudad que la capital japonesa. Es la ciudad tradicional de Japón. Fue de hecho su capital durante gran parte de su historia (desde el año 794 hasta 1868). La conservación de Kioto es espectacular, andar por sus calles es de lo que más me gustó de Japón. Tiene más de 15 sitios históricos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Templo Yasaka
Es una ciudad mucho más tranquila y muy diferente arquitectónicamente hablando que Tokio. Aquí es más complicado encontrarte rascacielos o edificios tan modernos como hay en la capital. Aquí por el contrario te encuentras casas típicas niponas, templos y santuarios por todas partes (unos 2000), el metro consta simplemente de dos líneas muy reducidas, etc.

Fushimi Inari
Farolillos Santuario Heian Jingu


6. Berlín:

En esta lista tengo que incluir Berlín. Como ciudad es una más de Alemania, si tenemos en cuenta su arquitectura, distribución de las calles, etc. Pero lo que la hace destacar es su historia, los monumentos que han sido clave para conocer no sólo la actual Alemania, sino Europa. Monumentos como la puerta de Brandemburgo, el East Side Gallery (muro de Berlín), la isla de los museos (donde está entre otras cosas la catedral de Berlín), Tiergarten que es el gran parque que alberga entre otras cosas la columna de la Victoria.

Isla de los museos y torre de TV al fondo
Una de las cosas que más me gusta de Berlín es la reconstrucción que ha vivido. Cuando una ciudad acaba completamente destrozada, hay dos opciones: construir una nueva o reconstruir exactamente como estaba. En Berlín se hizo eso. Viendo imágenes del final de la 2º Guerra Mundial, se ven las calles y edificios destrozados, justo en el mismo sitio donde están ahora y de la misma manera que estaban hace 80 años.

Parte del Muro de Berlín

Puerta de Brandemburgo
Pero Berlín es mucho más que eso también. Aquí podéis leer el artículo de cuando estuvimos en Berlín en 2014. 

7. Barcelona:

No podía dejar de poner esta ciudad. Para mí la mejor de España para visitar y muy lejos de la segunda. Para mí Barcelona es una ciudad muy completa para hacer turismo. Tuve la oportunidad de conocerla muy a fondo. Normalmente la gente, sobre todo turistas extranjeros, al pensar en Barcelona la imagen que se les viene a la cabeza es la playa de la Barceloneta y la Sagrada Familia. Pero tiene mucho más.

Montjuic
Andar por la ciudad vieja y el barrio gótico, Las Ramblas desde Plaza de Catalunya hasta Colón, ver las obras arquitectónicas de Gaudí, subir al Tibidabo o entrar en el Parque Güel o el Parque de Montjuic, etc. Sin duda es una ciudad que requiere tiempo para verla.

Sagrada Familia
Casa Milá

8. Cracovia:   

Una ciudad que merece mucho la pena visitar es Cracovia y no sólo por la ciudad en sí y su historia, que tiene mucho y muy bonito para visitar, sino por las excursiones cercanas como la de las minas de sal deWieliczka o Auschwitz.

Plaza central
Esta ciudad polaca tiene la plaza medieval más grande de Europa. En esta plaza está la Basílica de Santa María, entre otras cosas. Para mí una de las mejores cosas de la ciudad es bordear el río Vístula desde el Castillo de Wawel hasta la Fábrica de Schilder, pasando por el barrio judío y sus callejuelas laberínticas y sinagogas.  

Minas de sal de Wieliczka
Auschwitz-Birkenau
9. Berna:  

Berna se encuentra en una situación privilegiada metida en un valle a orillas del río Aare, rodeada por los Alpes suizos. Quizás lo que más destaque a cualquier visitante que llega por tierra a Berna, es su naturaleza y sus interminables zonas verdes. Pero no sólo es naturaleza. Berna tiene uno de los cascos antiguos más bonitos y mejor conservados de Europa, con sus pintorescos edificios y torres.

Torre del Reloj
La capital suiza es conocida por sus osos, de hecho en su escudo es posible ver uno, por lo que una visita al parque de los osos es una buena idea si se va a pasar varios días en la ciudad.

Río Aare a su paso por Berna
Mirador desde el centro de Berna
10. Liubliana:

Esta pequeña capital de Eslovenia me resultó muy interesante. Una ciudad pequeña, pero sin embargo muy curiosa para visitar, especialmente su centro y las calles próximas al río Liublianica. Es una ciudad que se ve en un día, pero me pareció la mejor de las capitales de la antigua República de Yugoslavia, al menos la que más me sorprendió.  

Puente de los Dragones
Plaza Preseren
Barrio Metelkova
Artículo de nuestra visita a Liubliana

No hay comentarios:

Publicar un comentario