sábado, diciembre 27, 2014

Londres: día 3/5

Comenzaba el viernes, después de un intenso jueves. El plan para hoy era principalmente ver los museos, una visita obligada en Londres aunque no te gusten demasiado.

Primero iríamos a la zona de Exhibition Road, donde se sitúan tres de los más importantes museos: Museo de la Ciencia, Museo de la Historia Natural y Victoria & Albert Museum. Además, esta zona estaba relativamente cerca del Hotel.

Como los museos abren sus puertas a las 10:00am, y tampoco había prisa por llegar nada más abrir, fuimos a ver el estadio de fútbol del Chelsea. Podíamos ir dando un paseo desde Earls Court, atravesando el Brompton Cemetery, que es uno de los cementerios más antiguos de Londres.

El Brompton Cemetery es un jardín bastante grande, con un carril central de unos 700 metros. Había gente paseando en bici, gente corriendo, paseando al perro... Tienen un concepto diferente, creo que en España no sería normal realizar esas actividades rodeados de tumbas, pero la verdad es que allí dentro se respiraba la tranquilidad que al salir por la puerta se convertía en tráfico, ruido, estrés...

Horarios y normas del Cementerio

Cuervo, animal común por el cementerio, al igual que las ardillas
Carril central y vista general. Se observa la parte alta de Stamford Bridge al fondo

Tras terminar de cruzar el cementerio, llegamos a Stamford Bridge, uno de los estadios más míticos de Londres, donde juega de local el Chelsea. Este estadio fue abierto por primera vez en 1877, aunque desde entonces ha tenido múltiples y grandes reformas.

Stamford Bridge

Ya soy un "blue" más
Jugaban un amistoso contra la Real Sociedad 4 días después

La verdad es que la zona estaba un poco desierta. Camiones descargando cosas en el estadio, y algunos turistas como nosotros, pero pocos.

Justo allí habíamos visto que salía un bus hasta Exhibition Road, así que nos montamos, en la planta de arriba por supuesto, para ver el paisaje.

Desde la planta de arriba del bus
Al llegar a los museos, vimos que había unas colas enormes. Eran sobre las 10 de la mañana y acababan de abrir, así que como teníamos que desayunar buscamos algo por las cercanías para dejar la cola fluir un poco.

Al final terminamos en un restaurante libanés en la misma Exhibition Road pero cruzando Cromwell Road hacia el Sur. Un desayuno original para coger fuerzas.

Tomate, patata, queso, humus, setas, verduras... café y zumo de zanahoria :)

Tras el tiempo del desayuno, las colas de entrada a los museos estaban algo más despejadas. Entramos primero en el Museo de la Ciencia y luego en el Museo de la Historia Natural. La idea era no estar más de 1 hora en cada uno de los museos. Pasear rápido para ver lo máximo posible pero sin detenerse mucho en todas las cosas.

Mi impresión de ambos museos es que son bastante curiosos e interesantes de visitar, al menos como hicimos, dando un paseo ligero para ver lo principal. La verdad es que son ideales para visitar con niños pequeños, fácilmente sorprendibles con cualquier cosa. Además al ser gratis no hay excusa.

El Museo de la Ciencia es uno de los más completos. En él puedes encontrar desde motores, evolución de la medicina, historia de los viajes al espacio, hasta los últimos avances de las telecomunicaciones y la informática.

Por su parte, el Museo de la Historia Natural, merece la pena solo por ver el edificio en el que está situado. Está lleno de fósiles o esqueletos de todos los animales que podamos imaginar. También es curiosa una sala donde se simula un terremoto.

Entrada Museo Historia Natural

Impresionante Hall del Museo Historia Natural

Una vez terminado de ver los museos, salimos rápido a coger el Metro dirección Catedral de San Pablo. Teníamos la entrada firmada para poder entrar hoy también, y poder ver la cripta y dar un paseo por la planta de la Catedral.

En la Cripta de la Catedral, había un restaurante dentro, lo cual nos pareció curioso. Allí están enterrados ilustres personajes como Nelson, Wellington, y Alexander Fleming.

Tumba de Nelson

Tras dar una vuelta por la Cripta y la Catedral, pusimos rumbo a otra visita obligada de Londres, El British Museum, aprovechando que los viernes son los únicos días que cierra más tarde, a las 8.30pm, en vez de las 5:30pm habituales.

El British Museum es uno de los museos con más visitantes del mundo. Sus piezas más visitadas suelen ser La Piedra Rosetta, las Momias Egipcias, colecciones de monedas de muchas civilizaciones antiguas... Es inmenso y puedes tirarte varios días si quieres ver todo al detalle. Nosotros no somos muy de museos, así que hicimos una buena elección: en el mapa del museo hay una sección que dice "ver el museo en 3 horas" y te indica 25 piezas y su situación exacta para ir de una a otra. Intentamos hacerlo rápido y en la mitad de esas 3 horas ya habíamos acabado :)

Entrada del British Museum
Lo que quedaba de tarde lo aprovechamos para ir a los almacenes Harrods, que nos quedaba camino del Hotel.

Harrods es el centro comercial más famoso de Londres. También es uno de los más lujosos del mundo, y se nota en sus precios, bastante altos. Es una experiencia pasear por los pasillos e ir viendo ropa, comida, relojes, vinos... todo pensado para los bolsillos más selectos.

Este centro comercial fue propiedad del millonario egipcio Mohamed Al-Fayed, hasta que en 2010 lo vendió a la familia real de Catar unos 1800 millones de libras. Ahí es nada...

Harrods

Terminada la visita y ya con pocas fuerzas, nos paramos a cenar cerca del Hotel y a descansar para el día siguiente... que sería ya sábado.

Fotografías de Laura Sánchez y propias


Continuación, día 4 en Londres -------->

No hay comentarios:

Publicar un comentario