martes, diciembre 09, 2014

Japón 2014: preparación del viaje, organización y ruta

Destino Japón

¿Por qué a Japón? Llevábamos un tiempo hablando de Japón como destino vacacional, algo que a mí particularmente me atraía la idea de viajar a algún país asiático. Después de haber estado en muchos países europeos, quería conocer algo distinto. Y qué mejor opción que el lejano Oriente, visitar Japón, un país con una cultura totalmente distinta a la occidental. 

Pagoda, edificio típico en Japón, y Monte Fuji
Aunque empezamos a ver el tema de este viaje un par de años antes de iniciarlo, no fue hasta aproximadamente 10 meses antes cuando nos pusimos en serio a preparar todo. Lo primero que fijamos fueron las fechas. A todos nos venía mejor en verano, a primeros de agosto más o menos. Para un viaje así, creíamos conveniente estar al menos 15 días, ya que se va a un sitio tan lejano hay que aprovechar. Finalmente las fechas las fijamos del martes 29 de julio (día que saldríamos para Japón) al 14 de agosto jueves (día que llegaríamos a Madrid de vuelta).

El vuelo a Tokyo

Lo primero que hicimos fue comprar el billete de avión, que según pudimos comprobar poco después de comprarlo, lo cogimos justo en el mejor momento. Estuvimos unas semanas “monitorizando” los vuelos Madrid-Tokyo con las diferentes compañías. Prácticamente no variaban y acabamos cogiéndolo por 578€ con la compañía Turkish Airlines (el resto de compañías, la diferencia de precio era considerable), haciendo una corta escala en Estambul. El precio desde mi punto de vista fue muy bueno y la compañía aérea magnífica. Nos permitían equipaje de manos y además una maleta de 23kg, de sobra. En cada trayecto nos pusieron 3 veces de comer (eran unas 20 horas en total cada viaje). El vuelo lo compramos en febrero (algo más de 5 meses antes del viaje). Justo una semana después de comprarlo, el precio subió 100€. Esta subida se fue prolongando conforme pasaban las semanas hasta triplicarse el precio.

En el próximo artículo hablaremos sobre el vuelo, entrando más en detalle. Pondremos fotografías de la comida y el amplio y moderno avión en el que viajamos. 

Turkish Airlines, compañía con la que volamos


Ruta y días en cada ciudad

Una vez teníamos fecha de llegada y retorno, ahora quedaba administrar los días y confeccionar la ruta que haríamos y las ciudades a visitar. Inicialmente teníamos una idea más o menos fija de adonde ir y el tiempo aproximado de estancia. Como sitios fijos, evidentemente estaba Tokyo, además de Kyoto, Hiroshima y Osaka. Son las principales ciudades turísticas del país. Esos eran los lugares base de los que partíamos. Finalmente añadimos Nagoya también. Estas 5 ciudades serían donde dormiríamos, en el caso de Tokyo en dos tramos (los primeros días al llegar y los días antes de volver).

Pero además de estas ciudades, preparamos la visita a otros sitios importantes que estuvieran cerca de alguna ciudad donde haríamos noche. Estos sitios fueron Nara, Kamakura, Niko, además de la isla de Miyajima. En próximos artículos iremos hablando más sobre estas ciudades con fotografías y el recorrido.
Recorrido que hicimos en trenes

Por tanto, ya habíamos decidido las ciudades en donde dormiríamos y sólo faltaba repartir los días. Lo único claro era que las primeras noches y las últimas las pasaríamos en Tokyo. Faltaba el resto, que lo hicimos siguiendo una ruta lógica por distancia. Así pues, las noches las repartimos de la siguiente forma: las 2 primeras fueron en Tokyo, las 3 siguientes en Kyoto, 1 en Hiroshima, nuevamente 3 en Osaka, 1 en Nagoya y las 4 restantes de regreso en Tokyo.


El alojamiento

El siguiente paso que hicimos y lo que hacemos en cualquier viaje, es reservar el alojamiento, ya una vez teníamos marcadas cada etapa del viaje y el lugar. Fue más barato de lo que pensaba teniendo en cuenta las ciudades que serían y el país, uno de los más caros del mundo. La media por noche nos salió por 16,80€, considerablemente más barato que la media del precio en Europa. El alojamiento en Japón fue muy bueno, sin excepción. Buscamos, como siempre, que estuvieran en una posición céntrica, cerca de la estación. Los alojamientos fueron muy modernos y bien equipados. 

Todos, a excepción de la noche de Nagoya, los cogimos, al igual que para el Inter-Rail, en www.alberguesjuveniles.com. El de Nagoya lo reservamos por www.booking.com. 

Japan Rail Pass

Por último nos quedaba ver el tema del transporte dentro de Japón. Posiblemente una de las cosas más caras del país es el transporte entre ciudades, aunque nada tienen que ver éstos a los transportes que conocemos en España y en gran parte de Europa. En poco más de dos horas vas de Tokyo a Kyoto, por ejemplo, en un tren bala (Shinkansen). Sin embargo, para los turistas de fuera de Japón es posible adquirir un billete estilo Inter-Rail en Europa, con el cual poder viajar ilimitadamente y hacer uso de la mayoría de los trenes que recorren el país, el JRP (Japan Rail Pass). Sin duda un ahorro importante para el turista que venga de otro país (importante esto, ya que en Japón es imposible adquirir este billete, solamente es válido adquiriéndolo fuera y presentando pasaporte o documentación que acredite que no eres japonés). Una vez dentro de Japón y verificado lo anterior en una oficina JR, te dan el verdadero pase (hasta ese momento solamente tienes un resguardo canjeable por el original)  

Tren Shinkasen Tokyo-Kyoto

Al igual que en Inter-Rail, hay diferentes versiones según los días. Lo hay de 7, 14 ó 21 días. Nosotros cogimos la opción de 14 días. Este pase nos costó 324€, muy ligeramente superior en precio al Inter-Rail, aunque amortizado con creces en su uso.

Pase Japan Rail 


Este pase no solamente servía para el uso de trenes entre ciudades, sino también dentro de algunas como es el caso de Tokyo. En la capital japonesa hay dos compañías diferentes de metro (que muchas veces comparten líneas). Una de ellas, quizás la que más afecta al turista que viene de visita, es la JR Line, la cual es posible montarse gratis con el pase JRP, lo que supuso un ahorro considerable, ya que aunque el metro o cercanías en Japón no es caro (un poco más barato que lo que cuesta un billete de metro actualmente en Madrid), fueron numerosas las veces que lo usamos. 

En los siguientes artículos iremos hablando de cada día en Japón, con fotos de nuestro recorrido y demás cosas curiosas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario