jueves, noviembre 13, 2014

Interrail 2014 - día 2. Largo camino a Amberes

00:30h del 25 de Junio de 2014. Después de todo lo que nos ha ocurrido durante el día, con el vuelo a Bruselas cancelado, nos montamos en el bus camino de la frontera a Francia por Euskadi.

Si todo hubiera ido como estaba planeado, estaríamos disfrutando de la noche de Bruselas cerca de ir a dormir al albergue donde teníamos reserva. Con suerte, tras enviar un email contando el problema, ni el albergue de Bruselas ni el de Brujas nos cobraron el importe.

Trayecto en Autobús hasta Irún

Teníamos que descansar. Así lo hicimos, en el bus, hasta Burgos, donde nos despertamos al hacer parada en la estación. Y de nuevo hasta Vitoria, ya casi amaneciendo, donde se montaron un montón de jóvenes que iban de excursión y ya hicieron imposible conciliar el sueño.

Recorrido en bus

Nunca habíamos estado en el País Vasco, la impresión que tuvimos fueron muchas montañas, mucho verde, mucha lluvia, y carreteras con muchas curvas. Un pueblo por el que pasamos y nos pareció bonito fue Tolosa, con el río Oria cruzándolo, el cual estuvimos observando ya con la primera luminosidad del día.

Ya nos quedaba poco. Pasamos por San Sebastián, y enseguida estábamos en Irún.

Cruzando la frontera

Eran las 7:00h. Teníamos que buscar el primer tren con el que escapar de España y poder ir subiendo hacia el Norte. Una vez fuera de España y con el Interrail, podríamos montar en cualquier tren de Europa.

Preguntamos y un señor nos indicó donde montarnos en el "Topo", un tren que iba hasta Hendaya.
Nosotros esperando al Topo

Por fin en Hendaya, lo primero que hicimos fue ir a la estación de tren. Directos a las taquillas para conseguir un tren hasta Amsterdam. Este era nuestro primer objetivo, ya que teníamos pensado llegar al día siguiente, y llegando un día antes nuestros planes seguían adelante.

Cuando le dijimos a la francesa que estaba en taquilla que queríamos un tren para Amsterdam, y concretamente al especificar que queríamos uno para HOY! su expresión fue un "WHAT!!??" enorme.

Nos dijo que algunos trenes, aun entrando en el billete de Interrail, había que reservarlos con antelación y pagar un muy pequeño % de su precio, ya que son de alta velocidad. Aparte de que están muy demandados y las plazas para personas que van con Interrail son limitadas. Otro percance en el viaje. Nos temimos lo peor.

La taquillera al principio parecía un poco arisca con nosotros, y había una cola de gente esperando detrás que hacían la situación más tensa. Nos pusimos a pensar a la vez que le preguntábamos posibles combinaciones. Finalmente, con mucha suerte, conseguimos 4 billetes en el primer tren que salía dirección París, pero ahí nos quedábamos porque de París a Amsterdam estaba todo FULL. Agradecer a la taquillera, que al final fue mejor persona de lo que parecía, su esfuerzo por ayudar :D

Billete Hendaya - Paris

Iríamos hasta París en el tren de las 9:45h y a partir de ahí, buscarse la vida para llegar más arriba, o dormir en París y seguir con la aventura el día siguiente. El billete nos costó 18€... no me quiero imaginar cuanto costaría sin Interrail :O

Hendaya - Paris

Antes de montarnos en el tren, como faltaba aún más de 1 hora, salimos a la calle a buscar un sitio para desayunar. No pensamos mucho y simplemente cruzamos la calle para ir al bar de enfrente. Más tarde nos arrepentimos de no haber andando un poco más, ya que tenía los precios bastante inflados por su localización XD Aunque mereció la pena.

Desayuno en Hendaya
Ya llegó la hora y al tren. Seis horas de trayecto, más o menos lo mismo que habíamos hecho en bus hace unas horas...

Era momento de cargar los móviles a nuestra manera (siempre hay que llevar una regleta en los viajes!!) y disfrutar del paisaje. Pasamos por Bayona, Burdeos, Poitiers, entre otros pueblos y ciudades.

Durante el trayecto también buscamos las posibilidades que teníamos de coger trenes al llegar a París. Nos dimos cuenta que llegar a Amsterdam iba a ser imposible, tendríamos que llegar al día siguiente. Pusimos el objetivo en Amberes, llegando en trenes regionales, ya que el resto estaba full.

Fue de mucha utilidad la app de Interrail, que tiene todos los horarios offline sin tener que conectarse a Internet.

Y también aprovechamos el recorrido para reservar por Internet un hostal en Amberes. Fue el único que tenía plazas aún, el Antwerp Central Youth. Estuvo genial. Muy buen trato por parte del dependiente, que hablaba español, todo el mobiliario muy moderno, bastante limpieza y el desayuno un buffet abundante. Uno de los mejores albergues en los que hemos estado, no solo en el Interrail, sino en todos los viajes hechos.

Cargando los móviles en el tren

En París

Al llegar a París teníamos dos misiones:

1. Coger el Metro y llegar antes de las 17:01h a la estación Gare du Nord, ya que a esa hora salía el tren en el que habíamos visto que nos teníamos que montar, dirección Amiens.

2. Ya que nos habíamos enterado de que algunos trenes necesitan reserva, miramos todos los trenes que íbamos a coger en el Interrail y fuimos a las taquillas para reservarlos. Además eran concretamente 2 trenes de muy largo recorrido y con solo un horario que nos venía bien. El de Hamburgo a Copenhague y el de Oslo a Stavanger (ida y vuelta).

Cumplimos ambas misiones fácilmente :)


Gare du Nord

Ya en Gare du Nord montamos en el tren regional, estos ya sin reserva, y fuimos hasta Amiens. En Amiens montamos en otro tren a las 18:38h que nos llevó a Lille. Aquí nos dimos cuenta que habíamos cruzado totalmente Francia de Sur a Norte en menos de 12 horas, wow!

Hendaya - Amberes, Francia de Sur a Norte


En Lille montamos en otro tren a las 20:08h que ya, por fin, nos dejaba en Amberes, tras pasar por Gante. Aquí se subieron muchos chavales que iban bien vestidos a alguna fiesta, poniendo música a todo volumen. Pensábamos que eso solo ocurría en España :( .

Foto triunfal - En Amberes a las 22:20h, cerca de 24 horas de viaje continuo en bus y tren!
Amberes

La noche que estuvimos en Amberes fue un gran descanso. Pensando en las 24 horas que llevábamos a la deriva pero con buen resultado.

Frituur, buenísimo para el colesterol

Nos fuimos a visitar el centro de la ciudad y a tomar unas cervezas. No estaba la ciudad super animada, pero había ambiente pese a ser un día de diario.

También cenamos en un sitio que alguno de nosotros recordaba vagamente que se lo habían recomendado, el Frituur, una "freiduría" donde tienen cantidad de cosas para freir: patatas, salchichas, pollo, brochetas variadas...

Nos pedimos unas patatas con algo de pollo, mucha salsa y fuimos a comer a un banco de la bonita plaza  Grote Markt.

Grote Markt - Amberes
Finalmente fuimos a descansar, al día siguiente había que despertarse y poner rumbo a Amsterdam. Entonces todo el planning inicial que habíamos hecho antes de salir de casa en Madrid seguiría su curso!

Continuación: Día 3 - Amberes -> Amsterdam

No hay comentarios:

Publicar un comentario